‘Pinturas oscuras’ o cuando los cuadros se convierten en la válvula de escape contra lo inexplicable

NP 12 05 2017 2

Es la obra de un autor que no quiere ser nombrado y que se compone de 19 acrílicos en los que refleja lo que, en su opinión, es la dicotomía de la vida, la búsqueda de la luz entre tanta oscuridad


La expresión artística es en ocasiones la mejor de las válvulas de escape. En ese inframundo de las evasiones, la pintura tiene algo de venganza. Contra una mismo y los demás. Cuando no hay nada a lo que aferrarse, cuando cunde el desánimo y la desesperación, ahí están los pinceles. Para convertirse en la manifestación de ese desasosiego que te embarga. Para gritarle al mundo que aborreces lo que tienes. Que la vida es un absurdo. Que esa zona de confort en la que vivías instalado, de repente se tuerce. Se desmorona a capricho. Los techos se hunden a tu paso y todo deja de tener sentido. Y te quieres aferrar a ese proceso creativo. Porque necesitas volver a creer. Que podrás tirar del carro. Salir de la pesadilla. Y te agarras a la brocha como a un clavo ardiendo. Para expulsar las emociones crueles, la rabia desbocada, el desaliento incontenible. Que se derraman por los poros de la piel.

‘Pinturas oscuras’ es el combate cuerpo a cuerpo contra la desesperación. Desde este sábado y hasta el próximo 31 de mayo, la obra de este autor que no quiere ser nombrado cuelga de las paredes de la Sala de Exposiciones del Centro Cultural de Valdeluz. Refugiado en el anonimato, sí. No por cobardía. Sino para estar a salvo de la indolencia humana. Que no tiene entrañas. Claro que como cualquier creador que se precie, está dispuesto a que su obra trascienda. A compartir sus miedos y vértigos con el público. Es la única escapatoria. El único rostro con el que se atreve a mirarte a la cara. Sin artificios ni bagatelas. De tú a tú. Todo queda entre tú y él. Ya no hay forma de evadirse de la realidad, que te golpea sin compasión. Sin remordimientos. Que ha dejado noqueado al púgil sobre la lona.

La inauguración de los 19 acrílicos que componen esta exposición, que es el reflejo de la dicotomía que es la vida, es mañana sábado a las 13 horas. Será entonces cuando los espectadores se enfrenten al reto de descubrir el sentido de esas figuras que no son sino sombras que caminan sin rumbo fijo. A la deriva. De esas miradas de fatiga, de decepción. Lo explica a la perfección el autor al reflexionar sobre lo que le atormenta. Al tratar de responder a la pregunta de quién es Dios. ‘(...) Somos reyes o siervos. Somos valientes o cobardes. Somos cálidos o fríos. Somos decepción o somos alegría. Estamos perdidos o convencidos. Somos hombre o somos mujer. Y Dios, ¿qué hace? Solo sonríe’. Es lo que tiene la turbación. Que pesa como una losa. Que quebranta sin contemplación las leyes de la vida. Que te obliga a luchar por ti. Por ella. Para salir a flote. Para pelear en igualdad de condiciones. Para volver a saborear las mieles de una existencia que se interrumpió sin venir a cuento.

En el acto inaugural estará el grupo ‘Phenomena Pruff Bank’ de Azuqueca de Henares, que para la ocasión han compuesto una sesión musical. Y dos raperos/poetas que responden al nombre de Jony Arcada y Diablo Suárez, que en sus composiciones le toman el pulso a lo cotidiano con esos ritmos monótonos y sincopados. De letras radicales contra la violencia y el sistema establecido. Contra la injusticia y la transgresión. Y de fondo, ‘Pinturas oscuras’, una invitación al remordimiento. A buscar la luz entre tanta oscuridad. A desenmascarar la teoría de los polos opuestos. De los sentimientos que se enfrentan. Que se repelen. De encontrar el significado de esta perra vida que nos ha tocado en suerte y que no hemos escogido. Por culpa de ese destino cruel que se ha cruzado en el camino.

Soporte Web: maxtech    © Ayuntamiento de Yebes 2013-17  | Aviso legal  |  Protección de datos |